Las fachadas arquitectónicas deben incorporar elementos con tres variables clave: diseño, tecnología y buen mantenimiento. Es el caso de las barandas desarrolladas por la empresa Shawer en aluminio o acero y cristal.

Shawer se presenta como una solución para la implementación de estos recursos inigualables que requieren de una mirada técnica aguda para su correcta aplicación, resguardando el diseño original con trabajos a medida para cada estudio. El seguimiento abarca al proyecto en su totalidad, desde los aspectos estructurales como la decisión del sistema de instalación o el uso de cristales específicos para cada ubicación, así como los aspectos estéticos que acompañarán y definirán en conjunto la línea de diseño de la obra. Shawer utiliza sistemas de instalación de última tecnología química evitando el deterioro de los materiales por los efectos de la corrosión, aumentando la velocidad de instalación y la seguridad.

El cristal juega un papel predominante en este tipo de producto, utilizando siempre vidrios templados y de alta resistencia, que varían sus especificaciones de seguridad según el tipo de uso. Para ello Shawer tiene el apoyo de Vasa ViiO que  evalúa  sus desarrollos más exigentes. El seguimiento estético de la obra también es fundamental y  Shawer cuenta con diferentes opciones de embellecedores de aluminio que recubren la base de las barandas a través de sus exclusivos diseños Kelender Glas, permitiendo también, según las necesidades del diseño, barandas sin cenefas de la línea Kelender Zvait. Conocé todo lo que KELENDER GLAS tiene para ofrecerte en www.shawer.com