En el sector de la construcción se está llevando a cabo una transformación por la cual se están dejando de lado los métodos tradicionales, para introducir técnicas más innovadoras y que automaticen procesos. La construcción industrializada es uno de estos tipos de sistemas de edificación y dentro del mismo, el auge de la construcción modular llave en mano ofrece amplias ventajas, garantizando un proyecto sustentable, con menor tiempo de obra y reducción de costos indirectos.

En el caso de la firma IDERO Arquitectura, parte del Grupo Salvatore -un grupo industrial que desarrolla hace más de 25 años soluciones industrializadas para la construcción, industria, comercio y el hogar-, el método que utiliza se diferencia de otros que hay en el mercado.

Lucas Salvatore, Director del Grupo, comenta que el porcentaje de consultas aumentó notoriamente gracias a una mayor visibilidad de la construcción industrializada -y para aprovechar la brecha cambiaria-, con un sistema de ejecución más rápido y eficiente. “El potencial de este tipo de sistemas, sumado a la complejidad de optar por una obra tradicional en este contexto, hizo más llamativa la fabricación en planta dentro de un ambiente controlado que concede enormes ventajas en cuanto a la calidad, certidumbre y rendimiento. Al modelarse con metodología BIM en 3D, se permite resolver todos los detalles desde la oficina minimizando los errores en todo el proceso de obra. El concepto es: un error detectado y resuelto en oficina sale 10 veces menos que resolverlo en taller y 100 veces menos que resolverlo en obra”.

El futuro de la construcción

Las construcciones de la compañía generan menor impacto ambiental porque tienen menor peso de estructura, reducción de fundaciones y de movimiento de suelos. En IDERO Arquitectura todos los proyectos consideran las normativas vigentes y superan los valores mínimos exigidos. Otorgan soluciones constructivas que mejoran las condiciones de confort, con altos estándares de eficiencia energética, cumpliendo con la legislación actual.

El sello de la empresa está en el principal material que utilizan para la construcción: el acero. Todos sus proyectos y obras poseen “Alma de Acero” compuesta por una estructura principal de columnas y vigas de perfiles de acero de alta resistencia. Lucas Salvatore asegura que aprovechando las bondades del acero se puede lograr una construcción más ecológica, moderna y perdurable: “El acero genera un menor impacto ambiental, logrando un menor peso de estructura, reducción de fundaciones y de movimiento de suelos. Además, es 100% reciclable y genera una menor huella de carbono que el hormigón en su producción.”

Llave en mano

Se trata de diseñar y fabricar en acero la estructura de la vivienda dentro de una planta o taller, con personal altamente calificado, robots de soldadura y estrictos controles de calidad, lo que permite lograr un cierto nivel de previsibilidad y precisión para poder llevar las piezas a obra y armar la estructura. “Un esqueleto preciso es la llave para industrializar el resto”, asegura Lucas Salvatore.

Un equipo integrado por más de 200 trabajadores, aseguran integrar in Company el diseño arquitectónico, la ingeniería, la fabricación, el montaje y la obra llave en mano con altos estándares de calidad logrando precios muy competitivos.

Los proyectos de construcción de casas están previstos de ser entregadas entre 6 y 8 meses, incluida la gestión municipal. En el caso de edificios, puede ser entregados en 12 meses; tiempo récord para una construcción habitacional, reduciendo entre un 50% y 70% el tiempo de entrega de la vivienda. La celeridad de este tipo de obra es uno de los beneficios más valorados por los clientes de la constructora, en especial en época de pandemia.

Amigables con el medio ambiente

IDERO Arquitectura puso especial atención en la sustentabilidad del proceso de planificación, diseño y construcción, optimizando los recursos y minimizando el impacto sobre el medio ambiente y las personas.

Desde hace unas décadas, y a raíz de la evidencia científica sobre cómo afecta la construcción tradicional (con cemento y ladrillo) al medio ambiente, se abandonó la hipótesis que sostenía que la construcción no convencional con acero respondía a soluciones precarias. Hoy por hoy, se entiende que este tipo de construcción es segura, y beneficiosa para el medioambiente.

Así, a la hora de construir, las “bondades del acero” no pasan desapercibidas en relación a las que involucran el tema ambiental:

  • Menor impacto ambiental: gracias a que la estructura pesa menos, obtenemos reducción de fundaciones y de movimiento de suelos.
  • Sustentabilidad: el acero es 100% reciclable.
  • Menor huella de carbono: el acero reduce el impacto frente al hormigón armado.
  • Menor impacto de obra: sin polvo, en menos tiempo de construcción, en seco.
  • Optimización, precisión y calidad: integración desde ingeniería, fabricación y construcción.
  • Tecnología: software BIM integrado a máquinas de producción.
  • Aislación térmica asegurando confort: componentes para techos, muros y pisos con un nivel de aislación correspondiente a cada proyecto. Estanqueidad en carpinterías y Doble Vidriado Hermético (DVH).

● Casa MIES: 412: 283m2 cubiertos y 129m2 semicubiertos.

● Edificio Little Darwin: Velocidad en el montaje con acero y losetas de h°a° (1.600ms).

● Edificio Espacio Añelo: Neuquén – Vaca Muerta. Edificio de P.B. + 5 pisos en zona sísmica. Su estructura es totalmente de acero, dado que resulta mejor para zonas sísmicas ya que como el material es más flexible, el sismo afecta mucho menos que en el hormigón. Para la construcción de Espacio Añelo, se fabrica su estructura de acero en planta, para luego transportarlas a la obra como piezas y ensamblarlas. Mientras se realizan las fundaciones en el terreno, en la planta se avanza con la fabricación de la estructura. Luego, se traslada a la obra y se monta toda la estructura, losas prefabricadas enteras con sus instalaciones, muros exteriores armados completos y paneles sanitarios.

● Edificio Tesla: Con una particular morfología donde la estructura metálica conformada por vigas de alma llena, acompañan las curvas del techo y dan soporte a la cubierta metálica.